Oeste de Bs As: con la expectativa en el clima

0

El cuadro a continuación muestra la proyección de resultados para la zona Oeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2017 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

cym-0212

Si bien las napas freáticas en la zona siguen elevadas luego de las abundantes lluvias de octubre, la sucesión de días soleados con la elevada temperatura habían secado los primeros cm del suelo. Las precipitaciones del último fin de semana permitieron reanudar la siembra de soja de 1ª y de maíz tardío en la zona, que se habían suspendido la semana pasada por falta de humedad superficial. Los cultivos de maíz, girasol y soja ya sembrados muestran una muy buena evolución.

Hay mucha expectativa con el clima en las zonas más afectadas por las inundaciones. En los lotes donde ya se retiró el agua y se pudo sembrar, no habría problemas durante el verano en la medida en que las lluvias no sean de elevado milimetraje. La mayor preocupación está puesta en el otoño, en vista de que lluvias superiores al promedio podrían reanudar los anegamientos en las zonas afectadas.

En el resto de la zona, las napas freáticas en niveles más altos que lo normal permiten proveer parte de la humedad que necesitan los cultivos durante el verano. Pero las lluvias siguen siendo necesarias, porque los suelos son arenosos y el relieve es irregular.

Los precios en el MATBA para la nueva cosecha son flojos para el trigo. El mercado local de exportación sigue paga precios  para el disponible y a cosecha que están entre 10 y 20 US$/tn por debajo del FAS teórico. Las proyecciones de resultados para el trigo son de quebranto tanto en campo propio como arrendado. En campo propio, el quebranto sólo podría revertirse con elevados rindes en soja de 2ª.

En las proyecciones del cuadro para siembras en campo propio, los rindes de indiferencia en trigo para cubrir la totalidad de los costos (directos y de estructura) son del orden de 41 qq/ha y para la soja de 2ª de 15 qq/ha. Para el maíz en tanto, los rindes de indiferencia proyectados son de 57 qq/ha, para el girasol de 15 qq/ha y para la soja de 1ª de 21 qq/ha. Estos rindes de indiferencia son perfectamente alcanzables con clima normal.

Para siembras en campo arrendado, para un valor de arriendo estimado en 10 qq/ha de soja, los rindes de indiferencia se ubican en el orden de 52 qq/ha para trigo, en 20 qq/ha para soja de 2ª, en 77 qq/ha para maíz, en 21 qq/ha para girasol y en 30 qq/ha para soja de 1ª.

La situación para los productores que sufrieron la inundación es muy complicada, en primer lugar por la superficie perdida de pasturas y cosecha fina, además de la mortandad de animales. Hay diversidad de situaciones en cuanto a la superficie que se pudo sembrar una vez que se retiró el agua.

Los precios internacionales están debilitados por los holgados stocks internacionales, y se sostienen por la fuerte demanda que aún se mantiene. Los mercados estarán ahora pendientes de la evolución de los cultivos en Sudamérica. Cualquier complicación puede provocar alzas momentáneas, que abren la posibilidad de coberturas en los mercados de futuros, a los que habrá que atender.

COMPARTIR

Sobre el autor

Director de Márgenes Agropecuarios desde 1985. Consultor de empresas en temas económico-financieros y en evaluación de proyectos. Asesor de inversiones en campos y en evaluación de arrendamientos. Es Lic. en Administración de Empresas (UBA) y en Administración Agraria (UADE).

< Volver

Copyright © 2018 Márgenes Agropecuarios – Todos los derechos reservados – Tel: 011 4322-0275 – Email : info@margenes.com