Mejora por las lluvias

0

En la última semana de octubre volvieron las precipitaciones a la Zona Núcleo (Norte de Buenos Aires – Sur de Santa Fe), que permitieron recomponer parcialmente las reservas hídricas y avanzar con la siembra de soja de 1ª.

Para los trigos que no venían tan afectados por la falta de humedad en el Norte de Buenos Aires, esto ayuda mucho para completar el llenado de grano. En el Sur de Santa Fe, donde el trigo ya tuvo pérdida de potencial de rinde, permitirá al menos completar el llenado normalmente.

Las heladas registradas afectaron poco al trigo, y afectaron al maíz nacido, que rápidamente recuperó área foliar con la normalización de la temperatura y las lluvias. Los nacimientos de la soja de 1ª avanzan normalmente.

Se trata de una muy buena noticia en lo productivo. Los precios a cosecha en cambio, siguen mostrando bajas, especialmente en trigo. La soja se recuperó al cierre del primer día de noviembre por el alza registrada en Chicago a raíz de comentarios sobre el diálogo abierto entre China y EE.UU.

La baja en el tipo de cambio en las últimas semanas impacta con alzas en dólares para los rubros que cotizan en pesos, como labores y fletes. En este último rubro se espera un nuevo aumento en las tarifas para la cosecha de trigo. El precio de la urea también aumentó e impacta en mayor medida en los costos del maíz. Todo este combo genera un encarecimiento en el costo en quintales de los cultivos

PROYECCIONES 2018/19 ZONA NORTE DE BUENOS AIRES Y SUR DE SANTA FE

La foto actual de proyecciones muestra un aumento en el costo en quintales para siembras en campo propio respecto de las proyecciones foto de un mes atrás. Para siembras en campo arrendado, para los rindes expuestos, se proyectan quebrantos en el rango bajo de rindes en todos los cultivos.

Para siembras en campo propio, el rinde de indiferencia en quintales, necesario para cubrir los costos totales, es de 30 qq/ha en trigo (vs 26 qq/ha un mes atrás), 16 qq/ha en soja de 2ª (vs 15 qq/ha), 68 qq/ha en maíz (vs 62 qq/ha un mes atrás) y 25 qq/ha en soja de 1ª (vs 23 qq/ha hace un mes). Un año atrás los rindes de indiferencia se proyectaban en 35 qq/ha para trigo, 18 qq/ha para soja de 2ª, 71 qq/ha para maíz y 27 qq/ha para soja de 1ª.

Para siembras en campo arrendado, en tanto, para un arrendamiento de 15 qq/ha (en campos de productividad media) el costo total en quintales es de 37 qq/ha en trigo (vs 33 qq/ha un mes atrás), 21 qq/ha en soja de 2ª (sin cambios), 86 qq/ha en maíz (vs 82 qq/ha un mes atrás) y 35 qq/ha en soja de 1ª (vs 34 qq/ha). Un año atrás se proyectaban rindes de indiferencia de 43 qq/ha para trigo, 23 qq/ha para soja de 2ª, 90 qq/ha para maíz y 36 qq/ha para soja de 1ª.

El empalme de campañas muestra una situación financiera ajustada por efecto de los bajos rindes por la sequía, encarecimiento en las tasas de financiación. Como resultado se espera una caída en el área de maíz y un aumento en la de soja.

Aún falta mucho para la cosecha, pero las lluvias ayudan mucho para compensar con producción la ecuación del ingreso ante precios más bajos.

COMPARTIR

Sobre el autor

Márgenes Agropecuarios es una revista de periodicidad mensual con neta orientación agroeconómica, a la que se accede exclusivamente por suscripción. Es el más completo informe sobre costos y márgenes de distintas actividades agropecuarias en Argentina.

< Volver

Copyright © 2018 Márgenes Agropecuarios – Todos los derechos reservados – Tel: 011 4322-0275 – Email : info@margenes.com