Foto desdibujada

0

La mayor parte de los costos directos agrícolas cotizan en dólares (semilla, fertilizantes y agroquímicos). La fuerte devaluación en el tipo de cambio registrada los últimos días tiene impacto en los rubros del costo directo que cotizan en pesos y en los gastos comerciales (cuyo rubro más gravitante es el flete a puerto de los granos).

Si bien algunos de los rubros que componen el costo de fletes, labores y cosecha siguen la evolución del dólar (gasoil, repuestos, precio de la maquinaria), las tarifas no aumentan automáticamente. En la proyección que se muestra en el cuadro a continuación (disponible para suscriptores a Márgenes Agro Online), se observa una baja en dólares para estos rubros y también en el costo de estructura (o costos indirectos) en los que buena parte de los costos cotizan en pesos.

Esta momentánea baja en dólares de los costos directos se da en paralelo con una baja en los precios de los granos a cosecha, que de un mes a esta parte afectaron en mayor medida al maíz (-15 US$/tn) al trigo (-11 US$/tn) y en menor medida a la soja (-1 US$/tn).

En este movimiento de precios y costos, el cambio en los resultados proyectados (momentáneo) favoreció a la soja y al maíz, en los cuales pesó más la baja en costos directos y comercialización que la baja en el precio. El más afectado resultó el trigo.

En los cuadros se muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe con precios a cosecha 2020 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Para siembras en campo propio, el rinde de indiferencia en quintales, necesario para cubrir los costos totales, es de 30 qq/ha en trigo, 15 qq/ha en soja de 2ª, 64 qq/ha en maíz y 24 qq/ha en soja de 1ª. El maíz es el que sale mejor parado en la proyección, seguido por la soja.

Para siembras en campo arrendado, en tanto, para un arrendamiento de 15 qq/ha (en campos de productividad media) el costo total en quintales se proyecta en 38 qq/ha en trigo, 20 qq/ha en soja de 2ª, 83 qq/ha en maíz y 33 qq/ha en soja de 1ª.

El trigo evoluciona muy bien en la zona y se encuentra en pleno macollaje. En unas semanas comenzará la etapa de encañazón, donde se requerirán lluvias.

Ya se está preparando todo para el inicio de la siembra de maíz, cuya área aumentará. Los productores aún no terminan de definir qué proporción del área se sembrará en fecha temprana o en fecha tardía.

En cuanto a los precios, las bajas en trigo y en maíz fueron impulsadas por el informe del USDA, que proyectó una mayor área y productividad del maíz que la esperada por el mercado, y este punto aún está en duda.

La foto actual de proyecciones está desdibujada, y es previsible que los costos en pesos se reacomoden. Habrá que ver en qué niveles. Falta mucho para la cosecha, y los precios dependen en buena medida de lo que suceda con la cosecha en EE.UU. La guerra comercial, en tanto, viene para largo.

Only Logged in users can see the content
COMPARTIR

Sobre el autor

Márgenes Agropecuarios es una revista de periodicidad mensual con neta orientación agroeconómica, a la que se accede exclusivamente por suscripción. Es el más completo informe sobre costos y márgenes de distintas actividades agropecuarias en Argentina.

< Volver

Copyright © 2018 Márgenes Agropecuarios – Todos los derechos reservados – Tel: 011 4322-0275 – Email : info@margenes.com