Soja para principiantes y para avanzados

0

El negocio agrícola es mucho más complejo de lo que parece. No es cuestión de tirar algunos kilos de semilla en el surco de siembra, algunos agroquímicos, algo de fertilizantes, esperar que llueva, tomar unos mates y cosechar toneladas de soja por hectárea.

Los lectores de Márgenes son productores avanzados que no necesitan, en cuestiones agronómicas, que el Espantapájaros les explique nada. Conocen al detalle lo que hay que hacer para lograr un buen rinde, saben perfectamente cuánta plata hay que enterrar en cada ciclo agrícola y cuántos quintales hay que lograr para “salir hecho”; y adicionalmente tienen muy en claro que, desde la siembra a la cosecha, la dependencia del clima es total. También dependemos de los mercados internacionales, que a veces nos dan una mano y otras veces nos dicen “arreglate como puedas”.

En la Argentina hay una enorme cantidad de gente que nunca en su vida pisó un potrero, pero cuyo bienestar personal depende de la soja. Es más, la gran mayoría ni siquiera ha tomado nota de que son sojadependientes.

El universo de sojadependientes, sin computar los que son productores y proveedores de insumos y servicios, abarca a toda sociedad: desde los que manejan un kiosco hasta los empleados públicos, desde los operarios en cualquier industria hasta los vendedores de flores, y muchos otros, que no son los que asumen el riesgo agrícola. Para ellos van estas líneas, “Soja para principiantes”, para que puedan entender de qué se trata.

Lo primero que tiene que saber quien mira desde afuera la ecuación sojera es que nuestro principal grano de exportación está gravado con un impuesto distorsivo. La imposición de derechos sobre las exportaciones, con una alícuota de 33% para el complejo sojero, configura una expropiación de recursos. Si todos aquellos que nunca han sembrado una hectárea de soja fueran productores avanzados, hace tiempo que sabrían que la otra cara de la plata fácil para el Estado es una pérdida de recursos para el agro. Para el ciclo 2019/20 los derechos de exportación que pagará el complejo sojero suman más de 4.400 millones de dólares y el total del aporte del agro vía retenciones sería de 6.700 millones de dólares. Ninguna otra actividad está gravada de esta manera.

Algunos de los que están en el universo de los que no siembran soja son economistas de renombre, que miran el estado de las cuentas públicas con preocupación. Entienden de finanzas públicas y es entendible que estén preocupados. Les preocupa más lo general (los ingresos fiscales) que lo particular (la ecuación de los sojeros).

Las proyecciones para el ciclo 2020/21 muestran una ecuación sojera muy ajustada para el promedio de los productores. Es bueno que los sojadependientes tomen nota de que el rinde medio para la soja está en el orden de 33 qq/ha y que en un contexto de un eventual retorno de La Niña, la producción por hectárea estará en riesgo.

Para un planteo de un rinde de 33 qq/ha con 30 km de flete corto y 300 km de flete largo (promedio país) el costo total en campo propio (sin contar ganancias) puede estimarse en 29 qq/ha. Con muy poco que se reduzca el rinde o el precio, habrá quebrantos. Si esa cuenta la hacemos en campo arrendado, el costo aumenta a 34 qq/ha.  Los costos son altos en quintales, porque a la soja le falta precio. La parte que le falta es lo que se ha llevado el Estado.

Es políticamente incorrecto plantear la instrumentación de un cronograma de baja de retenciones, por variados motivos. El más importante es que las cuentas públicas siguen mostrando un rojo importante y las urgencias financieras están a la orden del día. Pero la baja de retenciones debería estar en la agenda. 

 

COMPARTIR

Sobre el autor

Márgenes Agropecuarios es una revista de periodicidad mensual con neta orientación agroeconómica, a la que se accede exclusivamente por suscripción. Es el más completo informe sobre costos y márgenes de distintas actividades agropecuarias en Argentina.

< Volver

Copyright © 2018 Márgenes Agropecuarios – Todos los derechos reservados – Tel: 011 4322-0275 – Email : info@margenes.com