Mildiu en el girasol

0

El mildiu es una enfermedad destacada por pérdidas en la producción que se encuentra distribuida en varias provincias de la Argentina como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

El mildiu en girasol tiene como agente causal Plasmopara halstedii, este es un pseudohongo perteneciente al filo Oomycota, familia peronosporaceas, considerado patógeno del suelo.

Es un biotrofo que produce haustorios y que penetra directamente por medio de los apresorios.
Tiene un amplia gama de hospedantes siendo los más importantes el girasol (Helianthus annuus), Senecio sp, Xanthium strumarium y Ambrosia artemisifolia. 

El mildiu es una enfermedad policíclica que se manifiesta bajo condiciones ambientales favorables, como humedad relativa elevada entre 90-100% y temperaturas entre 12-22ºC. Asimismo, las condiciones ambientales para infecciones primarias son el agua y secundaria el viento, mediante la diseminación de zoosporangios.

El inóculo primario de la enfermedad puede ser mediante las oosporas, restos vegetales infectados o semillas, y el inóculo secundario, los zoosporangios

Esta enfermedad es de carácter sistémica, local y latente, se presenta en distintos estadios del cultivo siendo sistémica en un estadio temprano causando enanismo; local en la etapa adulta de la planta afectando a los órganos aéreos, o latente con plantas asintomáticas. 

Los síntomas de la enfermedad son: 

  • Clorosis alrededor de las nervaduras principales comenzando desde las hojas hasta el envés con las fructificaciones del pseudohongo;
  • Hojas encrespadas y pequeñas;
  • Capítulos posicionados horizontalmente hacia arriba;
  • Enanismo en planta entera;
  • Tallos y entrenudos más cortos con aspecto arrosetado.

El signo del agente causal es una masa algodonosa blanca en el envés de las hojas, conformadas por las estructuras reproductivas asexuales que emergen a través de los estomas.

La manifestación de la enfermedad afecta a la producción del cultivo y si infecta entre VE y V6 genera un mayor impacto en el rendimiento, afectando el tamaño de planta, la superficie foliar, el desarrollo del capítulo, la acumulación de aceite en aquenios y la cantidad de semillas viables 

Para controlar la enfermedad es necesario un manejo integral, para ello se deberá utilizar híbridos resistentes que forman parte de una práctica simple y eficaz, realizar una rotación de cultivos con aquellos que no sean susceptibles, utilizar tratamientos de semillas para asegurar la protección del cultivar (estos tratamientos deberán ser con un fungicida específico para oomycotas), usar solo semillas sanas producidas en zonas libres de mildiu y considerar una óptima fecha de siembra, ya que en siembras muy tempranas se produce la germinación y emergencia con menores temperaturas lo que aumenta la susceptibilidad del cultivo. 

 

COMPARTIR

Sobre el autor

Márgenes Agropecuarios es una revista de periodicidad mensual con neta orientación agroeconómica, a la que se accede exclusivamente por suscripción. Es el más completo informe sobre costos y márgenes de distintas actividades agropecuarias en Argentina.

< Volver

Copyright © 2018 Márgenes Agropecuarios – Todos los derechos reservados – Tel: 011 4322-0275 – Email : info@margenes.com